Carta del campo: Liderazgo femenino es vital para construir paz

En Tumaco las mujeres se han unido para la gestión de espacios y procesos que garanticen su inclusión como gestoras de paz. Así buscan sanar las heridas de la guerra y proyectarse para mejorar la calidad de vida en el territorio.

0
548
Foto por: Cristian Alejandro Gongora

Una gran bandera llamada liderazgo femenino se percibe en las comunidades de la costa pacífica nariñense y en todo el territorio nacional, como la firme voz de quienes han estado silenciadas durante años. Pues la mujer afrocolombiana se caracteriza por la pujanza de la construcción de paz con base en el amor y la familia. 

Aspecto que ha logrado visibilizar su poder e  importancia como pilar para el desarrollo social incluyente. Hoy en día las mujeres lideran espacios que han abierto un mundo pacífico con respuestas a los diferentes problemas del día a día, por su liderazgo, sentido y vocación por la igualdad de las condiciones sociales que nos rodean. 

Hoy la mujer no solo lidera, sino que es el ejemplo vivo del respeto para poder construir sociedad. Con el pasar del tiempo se sigue luchando por generar mejores condiciones de vida, protección y representación en cargos públicos. 

Nuestras mujeres afro del Pacífico han liderado diversas luchas respecto a la falta de oportunidades, el sufrimiento por el conflicto armado y el racismo estructural que aún existe desde las partes céntricas del país, generando brechas sociales y causando informalidad dentro del territorio.

Es así como la Mesa Distrital de Mujeres de Tumaco, grupo de gran ejemplo, genera incidencia en los espacios y actividades que ofrece la institucionalidad para garantizar la inclusión como nuevas gestoras de paz en el marco del conflicto armado.

Este liderazgo es el que busca poner la verdad y la reconciliación sobre la creación de las nuevas políticas sociales, que hoy en día se ven reflejadas en las historias de vida y que ha sido resiliente con cantos en medio del sufrimiento.

El involucramiento del liderazgo femenino es de vital importancia en el desarrollo social y de las familias, ya que su talento es inigualable e inspira mejores formas de vida, para nadie es un secreto que esta potencia sigue firme en cada escenario para contribuir a una paz estable.

 

Por: Cristian Alejandro Gongora. Facilitador educativo del proyecto Comunicar y Proteger la Paz.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here