Carta del campo: Empoderamiento femenino para el desarrollo rural

En Caquetá se desarrollan diversos procesos que buscan el desarrollo integral del campo, y jóvenes como Kelly Rico encuentran en estos espacios una gran oportunidad para establecer un proyecto de vida que no les aparte de sus territorios.

0
191
Por: Sandra Liliana Riaño

Es de conocimiento para todos que Colombia es un país conformado en gran parte por población rural, que se encuentra viviendo en zonas lejanas a los cascos urbanos y en muchas ocasiones en regiones de difícil acceso. En ocasiones escuchamos que en estas zonas se ejecutan proyectos para ayudar a esta población campesina a salir adelante y a mejorar su calidad de vida.

Uno de esos proyectos que van orientados a la población rural es Pescado para el Desarrollo, el cual  es financiado por Caritas Noruega, y beneficia a 300 jóvenes rurales de grados 9°, 10°y 11° de 8 instituciones educativas rurales de Caquetá.

Kelly Jhoana Rico tiene 19 años, el año pasado se graduó de la I.E.R San Luis el cual se encuentra ubicado en la vereda San Luis a aproximadamente una hora del municipio de Belén, y desde hace dos años participa en esta gran iniciativa. En esta oportunidad Kelly nos cuenta un poco sobre cómo ha sido su experiencia.

¿Por qué quisiste participar en el proyecto?

Me llamo mucho la atención poder ser parte de esta gran oportunidad, ya que nos forman en temas que me sirven para mejorar mi calidad de vida y que he podido ir ejerciendo al terminar mis estudios como bachiller.

¿Qué te ha gustado de esta oportunidad?

He vivido experiencias muy enriquecedoras, ya que he podido participar en capacitaciones fuera de mi municipio, lo que me ha dado la oportunidad de conocer nuevos lugares y a jóvenes emprendedores que al igual que yo quieren salir adelante, realmente me he sentido muy cómoda debido a la calidez humana que el equipo del proyecto ha tenido con nosotros.

¿Crees que es importante que en las zonas rurales se ejecuten proyectos para los jóvenes?

Claro que es importante para los jóvenes rurales, para que puedan ir enfocando su futuro y para que puedan ir mejorando día a día. Proyectos como este nos brindan todas las herramientas necesarias para poder forjar un futuro mejor.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes?

Que sigan estudiando, que no desaprovechen oportunidades como esta, que se enfoquen en seguir generando buenas ideas para el progreso de ellos y de sus regiones.

 

Por: Sandra Liliana Riaño García. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo. 

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here