Cajita de agua contribuiría a cubrir necesidades hídricas en zonas de escasez

El dispositivo estaría fabricado con un supermaterial con alta capacidad de absorber humedad del entorno. Durante la noche captura esta humedad y en el día con la luz del sol la libera.

0
423
Foto por Agencia de noticias UN

Una de las iniciativas financiables de la convocatoria de Proyectos para el Fortalecimiento de la Innovación en la UNAL, a partir del Desarrollo de Prototipos y Experiencias Piloto 2019-2021, se propone suplir las necesidades básicas de agua en las rancherías de La Guajira y en otras zonas desérticas del país.

La cajita de 30 cm x 10 cm  estaría fabricada con un material higroscópico, que es un supermaterial con alta capacidad de absorber humedad del entorno, por lo que en territorios húmedos mediante el proceso de absorción (atracción y retención) durante la noche captura toda esa humedad que hay en el aire, para que en el trascurso del día con ayuda de la energía solar, todo lo que capturó en la noche se desprenda.

Le puede interesar: Ingeniero crea un calentador de agua a partir de botellas plásticas

¿Cómo surgió la idea de este proyecto?

 El profesor Farid Cortés, doctor en Sistemas Energéticos y director del Grupo de Investigación Fenómenos de Superficie Michael Polanyi de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín, para el año 2009 trabajaba en su tesis doctoral y propuso un proyecto para sistemas de refrigeración solar por absorción.

Este trabajo lo realizó junto con los docentes Farid Chejne –doctor en Sistemas Energéticos– de la UNAL Sede Medellín, y Carlos Moreno Castilla, de la Universidad de Granada en España, y en equipo buscaban una solución para cubrir necesidades hídricas o de consumo de agua potable en La Guajira.

El proyecto avanzó hasta que quedó en pausa por varias razones, pero el año pasado se retomó la idea cuando unos estudiantes de Ingeniería Química y de la Maestría en Ingeniería Química, quienes participan en el Grupo de Investigación Michael Polanyi, se interesaron en el tema.

Actualmente la cajita se encuentra en una fase experimental como dispositivo educativo, puede costar alrededor de $300.000 y sus ventajas son que no consume energía ni necesita mantenimiento adicional, por lo que se calcula que su vida útil sea alrededor de siete años.

Con financiación de proyectos internos de la UNAL se espera mejorar el sistema para ponerlo en condiciones más prácticas que en un futuro motiven a empresas o instituciones a quieran aportar o donar estos equipos a zonas las diferentes zonas que padecen déficit de agua potable como La Guajira. Además, se espera llevar a cabo el proyecto el próximo año, y si se tienen resultados favorables se podría extender como una alternativa para épocas de sequía o para cubrir las necesidades de agua en tiempos de escasez.

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here